News

Ilusión, emoción y victoria

Os venimos contando que este año 2017 va a ser muy interesante en Realtrack Systems. Una de las sorpresas que teníamos preparadas es nuestra participación en el mundo del motociclismo.

Seguro que ya habéis visto nuestro apoyo como sponsor personal a Xavier Vierge, la gran sensación de este inicio de temporada en el Campeonato del Mundo de Moto2.

Pero es que además, ¡tenemos nuestro propio equipo en el Campeonato de España de Velocidad! Hemos unido nuestra fuerza con la experimentada estructura CNS Motorsports y así ha nacido el Team WIMU CNS, con Raúl Millán a la cabeza.

Durante los pasados días 22 y 23 de Abril se celebró la carrera inaugural del CEV en el circuito mundialista Ricardo Tormo (Valencia). Sin duda, un escenario ideal para la puesta de largo del Team WIMU CNS. Contamos para esta temporada con 3 pilotos que competirán en 2 categorías: nuestro pequeño Mario Mayor, con tan solo 11 años, en la categoría de 85cc, y Héctor Garzó y el portugués Pedro Nuno Romero en Stock/Open 600.

El fin de semana comenzó muy bien para el equipo. Mario daba sus primeras vueltas en un circuito de carreras. Un cambio abismal para el pequeño piloto, que hasta ahora había competido en circuitos de minimotos. Por su parte, Héctor Garzó presentó su candidatura al triunfo de carrera ya desde la primera sesión de libres. El joven piloto valenciano encadenó varias vueltas en 1:38, dejando claro que ya tenía marcado su ritmo de carrera y que no iba a ser una lucha en grupo. Pedro Nuno, debutante en el campeonato, también se mostraba combativo y se concentraba en el top 10 de la categoría. Cada piloto iba mostrando cuál sería su lugar para luchar por la pole y por cada posición al final de carrera.

Pero antes del duelo final, todos los pilotos debían batirse para colocarse en parrilla. Y como si fueran los tres mosqueteros, Héctor Garzó, Javier Orellana y Marc Alcoba se disputaron la primera pole de la temporada, siendo los únicos en bajar el crono de la barrera de 1:38. El piloto del Team WIMU CNS quiso dar un golpe de autoridad desde muy temprano y ya en la vuelta 8 marcó un estratosférico 1:37:060. Por más vueltas que dieran sus contendientes, ninguno de los dos consiguió acercarse. Javier Orellana se quedó a más de medio segundo de diferencia con un registro de 1:37:697, pero al menos colocó su Kawasaki entre las Yamaha de Héctor y la de Marc Alcoba, tercero, apenas una décima más lento que Orellana.

Se formaba un segundo grupo de 5 pilotos que peleaban por la segunda línea de parrilla. Pedro Nuno, también del Team WIMU CNS consiguió un meritorio 6º puesto (1:38:532) por detrás de dos Kawasaki y por delante de su compatriota Ivo Lopes y la piloto ex mundialista Elena Rosell.

Tres son multitud. Eso debieron pensar Javier Orellana y Héctor Garzó nada más darse la salida de carrera. Imponiendo un fuerte ritmo desde la primera vuelta, el de Kawasaki tomó la delantera quedándose a solas con Garzó. Kawasaki contra Yamaha, Orellana contra Garzó. Vuelta tras vuelta se desafiaban en una carrera espectacular en la que no se daba tregua, en la que no había descanso. Pasada tras pasada, los dos pilotos querían dejar claro que ninguno iba a ceder, y que los dos querían subirse a lo más alto del cajón en la primera carrera del campeonato. Por detrás, el otro piloto del Team WIMU CNS no disfrutaba de la misma suerte y se fue al suelo. Una caída sin consecuencias físicas pero si una pequeña herida en el pundonor del valiente piloto portugués. Un lance de carrera que no debería hacerle mella, ya que a buen seguro conseguirá ofrecer grandes actuaciones a su equipo y seguidores.

De vuelta a la cabeza de carrera, mientras Quero se afianzaba en la tercera posición con una cómoda ventaja, Orellana y Garzó seguían a lo suyo: correr al máximo sin perdonar ni un centímetro, ni una décima. Ni siquiera los pilotos doblados fueron obstáculo en esta bella batalla deportiva de estos dos bravos pilotos.

El fantástico duelo disputado por Garzó y Orellana se vio un tanto deslucido por la descalificación del piloto de Kawasaki por irregularidades técnicas en su moto, algo que no debe ensombrecer el espectáculo dado a la afición, pero que si tiene su repercusión en el campeonato. Y es que el cumplimiento de la reglamentación es el marco infranqueable para garantizar la transparencia y validez de la competición.

Finalmente, Héctor Garzó cerró un fin de semana perfecto: pole position, victoria tras una espectacular actuación, vuelta rápida de carrera y mejor sub21. Bravo por el piloto del Team WIMU CNS.

La última carrera del día fue la de 85cc. Una carrera en la que el más pequeño del equipo se enfrentaba al reto de participar en una carrera en un circuito “para mayores” y en la que su objetivo era conseguir acabar y sumar poco a poco experiencia. Y el objetivo se cumplió con creces. Mario Mayor, jovencísimo talento de la cantera aragonesa, irá con toda seguridad cumpliendo con las directrices de su mentor, Raúl Millán y pronto dará muchas alegrías al equipo.

Un fin de semana lleno de emociones, nervios y victoria para el estreno del Team WIMU CNS en el CEV. Ahora toca descansar, analizar toda la información de carrera y prepararse para la siguiente. El campeonato acaba de comenzar y nuestros pilotos quieren ofrecer lo mejor que llevan dentro.

Eso sí, las sorpresas no acaban aquí. Seguid atentos porque os adelantamos que la semana que viene tenemos una más para vosotros.

Enter your keyword